Archivo de Julio de 2013

PERIODISTAS, ¿COMUNICADORES?.

Jueves, 18 de Julio de 2013

Sin habernos dado cuenta la clase “periodista” ha creado una especie de gurús de la profesión que les sirve para, exactamente hacer lo que critican duramente a las instituciones de gobierno, como es insacularse entre ellos pero con el beneplácito del gurú jefe, solo entra en el club quien el gurú decide, que uno sea más o menos válido no es cuestión. Y digo esto a propósito de las tertulias que montan tanto en radio (básicamente) como en las TV, con unos “colaboradores” raros donde los haya, personajes que cuando vivían de escribir en los periódicos se esmeraban en hacer artículos que, aunque tenían su lógica tendencia, buscaban contar los acontecimientos con la mayor objetividad posible. Ahora lo de la objetividad brilla por su ausencia, o lo que es peor no la conocen. La preocupación máxima, dados los graves acontecimientos político-sociales que estamos padeciendo, no es poner en evidencia la crisis evidente del sistema y quién lo mantiene, sino que, dicen lo que ha dicho porque, se ha enterado de que lo ha comentado el amigo íntimo del Juez tal o cual, pero que, claro será de difícil creencia pública dado que las pruebas no son según el Juez y el amigo del Fiscal suficientemente consistentes como para enjuiciar a nadie, porque sí que todo es cierto pero de una certeza relativa dada la contradicción manifestada en sus declaraciones la persona menos indicada para denunciar hechos en los que está incursa por cometer un presunto delito. Han entendido nada de lo expuesto en cursiva, si dicen que si es que son, o periodistas o bien fenómenos. Ahora bien el meterse con los periodistas es peligroso puesto que se revuelven rápidamente con lo de “matar al mensajero”, arrogándose la potestad y creencia de que ellos son los notarios de lo que pasa, cuando esta atribución es una falacia como un campo de fútbol. Cuantas más tertulias veo, leo y/o escucho, más “ilustrado” me encuentro, el que no defiende a ultranza lo indefendible y evidente, el contrario se muestra  crítico y contrario a lo establecido, pero ni haciendo la media entre ambos se aclara nada. Es como si los que no tenemos el poder que proporciona un altavoz como la radio o la TV, no contáramos para nada, y lo que es peor se nos atribuyen unos criterios que dan por ciertos en base a unas supuestas “encuestas” y a lo que presuntamente escuchan en la calle, en su calle o en su barrio, y que como “supuestos” grandes opinadores y pensadores vociferan a su personal criterio en sus medios. Pero ninguno hace el debido énfasis ni propone clara y concisamente lo que supondría el “arreglo” de tanto despropósito en la gobernanza de un país, si uno resbala un poquito, ya se ha encargado el gurú de turno de haberle puesto “su contrario” al lado para rebatirlo inmediatamente, a esto ellos le llaman pluralidad de pareceres, y yo le digo a esto que, es el sigamos como hasta ahora que si cambia igual perdemos una sábana y no nos conviene. Solo una observación que personalmente por mi profesión actual tengo contrastada, hasta el ladrón pillado infraganti tiene su perfecta coartada y justificación en la comisión del delito. Por eso es muy difícil solucionar problemas enquistados, el pretendido cambio tiene que ser estructural en todo tanto lo político como lo social, cosa absolutamente imposible por cuanto el político manda y ordena sobre lo social a su interés, con lo que en toda lógica nunca dejará que sus intereses se “desordenen”. Una pequeña observación ¿Cómo puede ser que haya individuos como por ejemplo un tal Pujalte? que estén metidos en el Parlamento desde que yo hice la mili. Esto es inconcebible. ¿Qué nos aportan este tipo de individuos a la sociedad?, u otra, ¿saben que Bárcenas? A parte de los trapicheos monetarios siempre ha estado sentado en el Parlamento, ¿qué coño hacía allí?, en resumen es todo tan demencial y fuera de lugar que da pereza hablar de ello.

Sólo quisiera terminar con una petición a estos opinadores e ilustres periodistas actuales: POR FAVOR PIDAN LISTAS ABIERTAS PARA LAS ELECCIONES, sin más limitación que tener el DNI vigente y actualizado, no me sean demagogos y conniventes con lo establecido, se convertirán en cómplices y no en notarios de la realidad actual, déjense de “presuntamente” y sean valientes.

Salut.